sábado, 24 de diciembre de 2011

El escritor debe



Como regalo de Navidad, aquí va mi propia compilación de reglas para escritores, tras leer los decálogos consignados en la última edición de El Malpensante. Feliz año 2012.

El escritor debe escribir, todos los días.
El escritor debe corregir lo que ha escrito.
El escritor debe, al terminar, pensar en lo que escribirá luego.
El escritor debe saber que su mejor libro será el siguiente.
El escritor debe conocer su oficio, la técnica, las herramientas, etc.
El escritor debe imaginar, y mucho.
El escritor debe reflexionar una idea cuarenta y tres veces antes de traducirla en prosa.
El escritor debe ser claro.
El escritor debe contar, narrar.
El escritor debe inventar.
El escritor debe basarse en la realidad hasta donde esta le permita contar lo que quiere.
El escritor debe creer en sí mismo, o sino dedicarse a otra cosa.
El escritor debe escribir aun cuando no está escribiendo.
El escritor debe olvidarse de la gloria y seguir adelante.
El escritor debe conocer centímetro a centímetro la historia que cuenta.
El escritor debe amar su idioma como el sabor de su plato favorito.
El escritor debe soportar largos periodos de soledad.
El escritor debe poder ver a la humanidad desde lo alto.
El escritor debe poder ver a la humanidad desde lo bajo.
El escritor debe poder reírse de sí mismo, y de lo que ha escrito.
El escritor debe divertirse escribiendo.
El escritor debe pensar todos los días en la condición de su oficio.
El escritor debe saber cuándo miente un personaje, y cuándo dice la verdad.
El escritor debe ignorar los halagos.
El escritor debe escuchar con disimulo las críticas.
El escritor debe aceptar las correcciones que provienen de manos expertas.
El escritor debe oír miles de discos.
El escritor debe ver miles de películas.
El escritor debe visitar museos, bibliotecas y asistir a conciertos.
El escritor debe tener una docena de diccionarios.
El escritor debe escribir con la misma energía de quien escribe su testamento.
El escritor debe ponérsela difícil: límites, restricciones, retos.
El escritor debe tener paciencia.
El escritor debe poder detenerse y continuar al día siguiente.
El escritor debe saber a qué huele un color, a qué sabe un olor, qué tonalidad tiene una palabra.
El escritor debe ser original.
El escritor debe llevar, de nuevo, la roca de Sísifo a la cima de la montaña.
El escritor debe tener autores favoritos.
El escritor debe cambiar cada cierto tiempo de autores favoritos.
El escritor debe aprender idiomas distintos al suyo.
El escritor debe saber que hace parte de una tradición; que tiene ancestros y tendrá descendientes.
El escritor debe escribir decálogos para recordar qué es lo que tiene que hacer… si quiere.
El escritor debe saber cuándo ignorar leyes y consejos.

1 comentario:

Marlon Rodriguez dijo...

Que sucede cuando uno se convierte en escritor por cosas y eventos que lo marcaron. Mientras sus padres fueron Superheroes y jamas explotaron correctamente sus virtudes.
Amando y sabiendo que no es correspondido.
Llegar a un punto donde deseas mantener puro tus deseos de proteger algo o alguien que jamas obtrendas, siendo este propenso a ser impuro por el deseo humano; mientras que en su(tu) mente confundida tratas de hallar la paz y de igual manera sin querer soltarse de aquello que lo formo como persona.
Personas como tu le dan una esperanza a las lenguas perdidas que en mi entorno son poco preciadas. Gracias por tu lista de como debo, obligatoriamente, adentrarme o instruirme correctamente a mi aspiración de convertirme en un "particular" escritor.
Perdona mi autografía.